Testimonios

Comenzamos como apoderados del colegio Pumahue Puerto Montt en el año 2007 cuando nuestra primera hija Catalina inició sus estudios cursando pre kínder Pony. Como familia estábamos satisfechos con el proyecto educativo que el Establecimiento otorgaba a nuestra hija, razón por la cual decidimos que nuestra segunda hija Amanda ingresara a pre kínder Zorzal en el año 2018.

A lo largo de los años transcurridos, sentimos que el Colegio ha cumplido nuestras expectativas tanto en el ámbito académico como valórico, favoreciendo además a un clima familiar en donde  nuestras niñas se sienten felices y pertenecientes a su colegio, destacando los lazos afectivos con sus pares y profesores.

Como familia nos sentimos comprometidos en colaborar y apoyar en las distintas actividades extraescolares, proyectos CAMPUR y ferias científicas, siendo importante destacar la participación de Catalina en conjunto con dos compañeras guiadas por el profesor Don Carlos Bravo el año 2018 donde obtuvieron el segundo lugar nacional  en el congreso Explora.

Nuestra pequeña Amanda no está ajena a esto,  ya que,  el curriculum IPC logra que nos involucremos aún más haciendo cosas interactivas para todos los pequeños.   Pre Básica nos permitió este año realizar un proyecto CAMPUR muy entretenido,  que consiste en un teclado sensorial de cantos aves para potenciar el cuidado del medio ambiente.

Como Padres agradecemos a toda la comunidad educativa del Colegio Pumahue Puerto Montt, quienes en estos 12 años de experiencia como apoderados, nos han hecho sentir como en casa.

“El alto nivel de enseñanza, más los programas académicos, “Líderes del Mañana”; “Emprendimiento Profesional”, como asimismo, participar en delegación de alumnos en programa de estudios en Inglaterra durante el año 2015 y la excelente preparación que recibió de parte de los docentes en la asignatura de Inglés, fueron fundamentales para el éxito de las postulaciones ​Siguiendo su vocación, postulo a las 3 Escuelas Matrices de las Fuerzas Armadas, logrando ser seleccionado en cada una de ellas, hoy es Cadete de la Escuela de Aviación Capitán Manuel Ávalos Prado”.

Fueron palabras de don Carlos Balbontín, padres de nuestro querido ex alumno.​

No deja nunca de sorprenderme, que el Colegio, nos considere para éstas instancias y  es un honor el poder relatar brevemente lo que ha sido nuestro paso por él.

Martina llegó al Colegio Pumahue, a cursar el 6to Básico.

Los primeros años, los hizo en otro Colegio de Puerto Montt, donde  recibió una buena base y además comenzaba lentamente su afición por la música y el deporte. Como padres, buscamos una instancia, donde Martina pudiera desarrollar  plena y libremente sus aptitudes y decidimos el cambio, en el momento preciso. Nuestra familia, como tantas otras, es pequeña y especial: una mamá, un padrastro y Martina , hija única, pero con un padre también presente .Así fuimos acogidos cariñosamente por un Colegio cálido y cercano , de tal forma que desde un comienzo, nuestra hija se sintió como en casa.

Estamos agradecidos del apoyo que nos han dado en todo momento, en especial, por las actividades extra programáticas de Martina, relacionadas con su participación como  becada de la Orquesta Regional de Los lagos. Durante el año, debe ausentarse a veces por muchos días debido a  los conciertos, fuera de la ciudad y en todo momento se le ha apoyado  y estimulado para que participe, recalendarizando pruebas y tratando de que además cumpla con sus compromisos académicos de la mejor manera, sin generarle una sobrecarga estresante.

El año pasado, fue favorecida con el Premio Pumahue  y una pasantía por Europa, a través del  European Scholarship for Star Pupil, sueño que se cumplió entre Febrero y Marzo de este año.

Recuerdo, que cuando nos llamaron a una reunión con la Rectora, el Director de estudios y su profesora jefe, nos dieron la noticia y  lloramos  de emoción. Lo que más me gratificó, fue lo que ellos dijeron y el darme cuenta de que veían en ella, lo mismo que yo. Pensé, que no me había equivocado al elegir este colegio, pues han continuado en las aulas, las mismas enseñanzas, los mismos consejos , con el mismo cariño y preocupación  como lo haríamos nosotros, sus padres. Me sentí segura, agradecida y bendecida.

No sé si todos  pensamos lo mismo en relación a las expectativas que tenemos cuando nuestros hijos entran  a estudiar…De lo que si estoy segura, es de que encontramos un lugar, donde lo principal, es la formación de un Ser Humano, donde verdaderamente se reconoce el esfuerzo y la perseverancia y  donde realmente…  ”vence la virtud”.

Llegué al colegio en el año 2004, en primero básico (foca) ahora, en 2015 seremos la “primera promoción” de alumnos que tuvieron padrinos y que ahora nosotros mismos apadrinamos. Lo que más me gusta es la convivencia y el buen trato que existe en él, es una relación  muy buena la que se da entre alumnos y profesores, sé que esto no sucede en cualquier establecimiento educacional, la cercanía entre nosotros y la confianza se va construyendo a medida que pasan los años…Puedo destacar que somos escuchados, siempre buscando el bien común y tomando en cuenta el respeto de la otra persona. Mi Colegio ha sido importante tanto para mí como para mis compañeros, ya que hemos crecido aquí; ahora en IV medio siento que tenemos la base esencial para la Universidad, para enfrentar las materias y lecciones de vida. A lo largo de estos años me han entregado todos los instrumentos para sobrellevar de buena manera las diversas situaciones en la que nos encontramos, aunque igual influyen las enseñanzas en casa siento que el colegio toma un gran papel en la formación integral del alumno. Para mí ha sido muy importante la orientación vocacional, la cual realizamos los viernes en consejo de curso, donde aprendemos de la autoestima y de lo que realmente me gustaría hacer. Me han ayudado mucho las conversaciones con el profesor jefe que, al ser una persona adulta y objetiva nos da consejos sobre la PSU, materias o simplemente la vida.

Pienso que el compañerismo, el respeto y la tolerancia, son legados que nos deja nuestros Colegio, convivimos con distintas personas y eso ayuda un poco a salir de “nuestra burbuja”, he aprendido gracias a mi Colegio a compartir, entender y tolerar a diversas personas que encontramos en el camino.

Nuestra historia en el Colegio Pumahue de Puerto Montt se inicia el año 2008 con el ingreso de nuestro hijo Cristóbal al nivel de Play Group y posteriormente el año 2011 ingresa nuestra hija Catalina al mismo nivel, ya que encontramos que el colegio tenía un proyecto de educación interesante para nuestros hijos, tanto en nivel académico como en la formación valórica y con los años nuestras expectativas se han ido cumpliendo, eso nos tiene bastante contentos.

En todos estos años, nos hemos dado cuenta, que nuestros hijos disfrutan día a día de las actividades, de sus profesores y amigos donde ellos se sienten parte y se identifican con el colegio al cual pertenecen, y tanto ellos como nosotros hemos ido creando fuertes lazos de amistad.

Como Padres, sentimos que teníamos un compromiso con el colegio y es por esta razón, que el año 2013 quisimos formar parte del Campur General de Padres y Apoderados, que en conjunto con un grupo de apoderados aceptamos el desafío de representarlos, aportando con proyectos que vayan en beneficio de la comunidad escolar. Durante estos cuatro años de trabajo vivimos muchas experiencias enriquecedoras y creemos haber logrado varios objetivos propuestos. Agradecemos el apoyo tanto de apoderados, equipo docente, administrativo, personal de aseo, porteros y toda la comunidad escolar quienes fueron parte de este proceso.

Esperamos que este desarrollo en nuestros hijos siga creciendo tanto a nivel personal de cada uno de ellos como en la formación educacional, aunque sentimos como familia que lo más importante es la formación de valores trabajados diariamente con sus profesores ya que hoy en día es fundamental para afrontar con éxito y competitividad los desafíos de nuestros hijos en el futuro. Para esto seguiremos participando y apoyando como familia en las diversas actividades que se organicen en el colegio.