Ex-alumnos

Camila Pino – Generación 2015

11 de enero 2018

Llegué al colegio en el año 2004, en primero básico (foca) ahora, en 2015 seremos la “primera promoción” de alumnos que tuvieron padrinos y que ahora nosotros mismos apadrinamos. Lo que más me gusta es la convivencia y el buen trato que existe en él, es una relación  muy buena la que se da entre alumnos y profesores, sé que esto no sucede en cualquier establecimiento educacional, la cercanía entre nosotros y la confianza se va construyendo a medida que pasan los años. Puedo destacar que somos escuchados, siempre buscando el bien común y tomando en cuenta el respeto de la otra persona. Mi Colegio ha sido importante tanto para mí como para mis compañeros, ya que hemos crecido aquí; ahora en IV medio siento que tenemos la base esencial para la Universidad, para enfrentar las materias y lecciones de vida. A lo largo de estos años me han entregado todos los instrumentos para sobrellevar de buena manera las diversas situaciones en la que nos encontramos, aunque igual influyen las enseñanzas en casa siento que el colegio toma un gran papel en la formación integral del alumno. Para mí ha sido muy importante la orientación vocacional, la cual realizamos los viernes en consejo de curso, donde aprendemos de la autoestima y de lo que realmente me gustaría hacer. Me han ayudado mucho las conversaciones con el profesor jefe que, al ser una persona adulta y objetiva nos da consejos sobre la PSU, materias o simplemente la vida.

Pienso que el compañerismo, el respeto y la tolerancia, son legados que nos deja nuestros Colegio, convivimos con distintas personas y eso ayuda un poco a salir de “nuestra burbuja”, he aprendido gracias a mi Colegio a compartir, entender y tolerar a diversas personas que encontramos en el camino.