Testimonios

Conozca la experiencia de los alumnos y profesores que ya han vivido esta enriquecedora experiencia.

“En mi experiencia como profesora de acompañamiento, el estar a cargo del grupo de alumnos de intercambio fue un enriquecimiento personal ya que gracias al viaje se forman lazos con nuestros estudiantes quienes entregan toda su confianza en mi persona para resolver cualquier tipo de problema que pueda surgir.
Además, el tener la oportunidad de poder ser parte de las clases a las que los alumnos de la red asisten, permite la reflexión docente para mejorar nuestras prácticas y también compartir las buenas enseñanzas con nuestros pares en mi país.
Como profesora de idioma, esta experiencia también me permite compartir el ámbito cultural de la enseñanza del inglés a mis alumnos en Chile, por lo que estoy muy agradecida de haber sido parte de estas oportunidades que la red Pumahue-Manquecura ofrece a sus alumnos y a sus docentes”

“Poder participar del programa de intercambio 2018 fue una oportunidad increíble para mí. Disfruté mucho, tanto de turista como de estudiante. Éramos nueve alumnos en el grupo de intercambio más la profe a cargo, que era del Pumahue Curauma. A pesar de que nadie se conocía de antes y de que algunos teníamos personalidades súper distintas, nos relacionamos muy bien y nos acercamos mucho en las 5 semanas que duró el programa.

En Madrid nos alojamos en un hotel y asistimos a clases en el colegio Hastings. Durante la semana y media de clases que pasé en Hastings, compartí con muchísima gente, todos nuestros compañeros fueron muy simpáticos y nuestros profesores también. Si bien está en España, el colegio es internacional así que en mi clase tenía compañeros de distintas nacionalidades; ninguno chileno, pero si había una chica argentina.  Además, todas las clases eran en inglés, así que pude practicar un poco el idioma antes de llegar a Londres.

Aparte de ir a clases, pudimos recorrer Madrid: fuimos al Estadio Santiago Bernabéu y a un parque de atracciones. Además,  tuvimos clases de esgrima, de cocina tradicional española y de flamenco. Fue muy divertido. También viajamos a Segovia, donde conocí el Alcázar y el acueducto; y a Toledo. Ambas ciudades me parecieron bellísimas. En Inglaterra también lo pasé genial, allí nos tocó alojar con distintas familias. Yo me quedé junto con dos chicas del grupo, y la familia que nos tocó era originalmente de Turquía. En Londres tuvimos una semana para turistear: fuimos al Palacio de Buckingham, la Abadía de Westminster, el London Eye, el Tower Bridge y varios museos. Siempre había querido conocer todos esos lugares, así que tener la oportunidad de hacerlo fue muy especial. Las últimas dos semanas fuimos a clases en Southbank International School. De nuevo pude compartir con personas de varias nacionalidades y, además, pude practicar mi inglés.  En los fines de semana hicimos expediciones por el día a Brighton, a Windsor, donde conocí el Windsor Castle; y a Oxford, donde fuimos a conocer el campus principal de la universidad. Todo me pareció muy lindo. Sin duda, este viaje fue una experiencia enriquecedora en muchos aspectos y algo que definitivamente nunca voy a olvidar.”

Jorge ha acompañado a los jóvenes en este programa de intercambio de nuestra red de colegios, una gran experiencia que comparte actualmente con los alumnos y docentes.

“Los jóvenes desarrollan sus aptitudes lingüísticas, sociales y culturales, y para mí ha sido una ganancia para perfeccionarme profesionalmente, traer nuevas ideas e implementarlas en el colegio. Más allá de practicar el inglés te instalas con el personal del colegio, refuerzas, ves la realidad y apoyas a los alumnos chilenos e ingleses, adaptándote a un nuevo ritmo de trabajo”.

Nos cuenta que la experiencia es muy buena porque tanto niños como adultos acompañantes  logran estar inmersos en todo. Se convive con un sistema de vida más ordenado, con gente muy empática, se crean lazos de amistad importantes, y que no sólo se aprende en el ámbito académico, sino también en lo humano, compartiendo con distintas familias y conociendo su cultura.

“Los niños tienen sus clases de manera regular y con horarios definidos, siempre bajo supervisión pero ganan de cierta manera mucha autonomía al estar lejos de sus familias. Cada día aprenden y practican el idioma en un lugar seguro y con un bonito entorno”.

Las actividades en el internado incluyen además salidas los fines de semana, siendo el viaje más esperado el que se realiza a Londres. Visitando lugares como los estudios de filmación de Harry Potter, la mítica ciudad de Bath con sus baños romanos, entre otros.

Los estudiantes también se verán inmersos en diferentes actividades deportivas, preparación de obras de teatro, demostración de juegos chilenos, preparación de comida chilena, etc.

Sin dudas una gran experiencia que esperamos nuestros alumnos disfruten al máximo junto a todo el equipo de nuestra red de colegios que los acompañan.

“Tuve la suerte de ser parte del programa los últimos dos años, lo cual me permitió desarrollar todas mis habilidades tanto en el idioma del inglés, como a nivel profesional y personal.

Formar parte de este programa  ha sido muy importante, ya que además de permitir adentrarme en  la cultura educativa de otros colegios de la red Cognita, tuve la oportunidad de conocer hermosos lugares.

Además, ver como los alumnos generan lazos entre ellos, con otros estudiantes de UK, profesores o el lazo creado con uno es muy reconfortante.”